Tedioso Agosto

Para quienes ya hemos disfrutado de nuestras vacaciones sin duda ésta es la peor semana del año. Si, la peor, y no admito discusiones, ni siquiera de Odín, que ya escucho sus gruñidos…

Vas a trabajar y los compañeros brillan por su ausencia, es decir, no están (y no se esconden bajo tu mesa esperando darte el susto del siglo ni te espían tras las puertas para comprobar si eres capaz de no dormirte bajo el soporífero ruidito del pc o de esos pajaritos que parece ser cantan todo el año pero que sólo gritan más en Agosto).

Necesitas comprar, llenar tu nevera porque tienes ese mal vicio de comer, y más de la mitad de los supermecados de tu barrio están en números rojos (de horario y de personal); y esa maldita panadería donde ya te guardan el pan por si se te olvida que es una barra de cuarto aquello calentito que te llevas por la mañana, también tiene la ocurrencia de cerrar hasta el día 28 (y yo me pregunto… ¿es que tengo que patearme cientos de metros para tener mi dosis diaria?, porque el pan Bimbo no es tan malo, pero a diario aburre, como todo).

Padres de vacaciones (si están jubilados, ¿no tienen suficiente con hacer vacaciones durante todo el año?); hermana de vacaciones (aquí no diré nada porque hasta ahora siempre tuvo problemas para hacerlas, y dos semanitas de descanso le irán muy bien antes de tener a la niña); Neo trabajando y lejos de mi (se me empieza a hacer muy pesado verle solamente los fines de semana y ya casi ni me acuerdo de las vacaciones que pasamos juntos, aunque todavía me vienen evocaciones de los Sanfermines).

¿Por qué las vacaciones de los demás siempre cunden más que las tuyas? ¿Acaso el destino se confabula sobre algunos de nosotros para martirizarnos en estas fechas?

“Agosto en la ciudad tiene su encanto”… eso lo dicen los que se van ja ja

Empiezo a encontrarle sentido a mi bitácora, como desahogo es ideal y un buen motivo para mantenerme despierta. Ni el teléfono suena y nos matamos por bajar a la calle a fumarnos nuestra dosis de nicotina (deprimente ver la calle tan vacía, pero el vicio es el vicio).

Creo que aprovecharé para seguir investigando acerca de nuevas utilidades o florituras a mi pequeño refugio y trastearé en el blog de mi hermana para traerme algo de allí (y que no se me olvide colocar alguna entrada o su furia me perseguirá eternamente… mala leche tiene la niña cuando quiere).

¿He dicho buenos días? ¡Qué dejadez la mía! Buenos días a todos los currantes y que los vientos estivales os mantengan despiertos…

© Sonja (2006)

Printer

 

  • Me llama mi jefe (de fondo se escucha el ladrido de sus perros y las voces de sus hijos, ¡qué bien!) para preguntarme si todo está en orden, pues claro que está en orden, ¿cómo no va a estarlo si he conseguido terminar todo el trabajo pendiente?. Será cretino…

Published in: on Miércoles, 16 agosto 2006 at 11:25 am  Comments (3)  

3 comentariosDeja un comentario

  1. Y ésta es mi cuñada favorita, la que de cada experiencia de su vida puede escribir un libro. La que con cada frase parece desprenderse de un pedazo de su vida, como si se lo arrancara y lo lanzara al aire.

    ¿Te lo he dicho ya? Me gusta tu blog. Me gusta muchísimo, preciosa.

  2. Y esto me lo dice mi hermoso cuñado…

    El que se desborda con cada palabra y gesto; el que irradia vigor y ternura con cada paso y remueve los cimientos de la tierra con su alegría.

    Gracias por leerme. Besos.

  3. Buenos días!! aunque yo solo sea estudiante.

    Sonja me encanta tu Blog, por fin he logrado meterme. Es realmente bonito, de verdad.

    Voy a seguir cotilleando ^_^


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s