El Regreso

¡Ya están aquí! ¡Ya han vuelto!. Guapísimos, cargados de sonrisas, de aspecto saludable, y de una tonalidad epidérmica que muchos quisieran (me incluyo en el saco), llamaron insistentemente a mi timbre no mucho después de haber llegado yo misma a mi humilde cuadra y poco antes de guarecerse ellos mismos en su dulce hogar (ventajas de vivir al lado).

Él: Nos llevamos a los perros, para que estés más tranquila

La hermana preñada: Sí, porque tiene que haber sido durillo…

Yo: No importa, venid más tarde hombre, si ya no viene de un día y son unos ángeles. Voy a echarles en falta…

En falta, lo que se dice en falta, tampoco es que fuera la frase que me dictaba mi mente, pero sí la más adecuada para el momento (la diplomacia no es que me caracterize, pero también la domino). Con mi Cocker tengo más que suficiente y hasta me sobra, pero si a ese pequeño engendro medio payaso le sumas a otro igual que él, hermano de camada y su clon, y a un Malamute que pesa toneladas (a mi me lo parece cuando me pone sus grandes patorras encima para saludarme), el cóctel está servido para el inminente desastre neuronal de la que suscribe.

Sin embargo, ha sido divertido pasar estos 10 días juntos, pero más divertido era sacarlos a pasear (¡oh, si, qué risas!), intentando controlar las tres correas como buenamente podía… porque Loko (el Malamute del demonio) está acostumbrado a ir suelto, pero con su amo (un amo de 1’90 m de altura y una masa muscular escandalosa), y yo no quiero responsabilidades subsidiarias con esa hermosa bestia si se lanza al ataque contra el primer chucho que le ladre un poquito más alto de lo normal… que no es que sea violento, pero a él no le sopla ni el viento (como a su bello amo, todo sea dicho).

Y se fueron los cuatro a retozar a su casa…

Y anoche dormí como una reina, relajada, con mi perrito a los pies del lecho. Ni siquiera fui capaz de venir a dejar mi recomendación musical pues caí sobre mi mullido colchón a peso… ayer ni Glenn Danzig estaba para ser mostrado públicamente y prefirió esconderse conmigo bajo las sábanas. Sí, me tomé un respiro, pero no quiero romper el ritmo tomado, así que no sirva de precedente éste desliz.

Por ello es que aquí estoy ésta mañana, despejada (yo, porque el día está cubierto), sin llamadas ni visitantes inoportunos. Hasta percibo en mí cierto sentimiento de paz y amor hacia mis dos compañeros, aunque continúen con los mismos quehaceres de la semana pasada (es decir, ninguno)…

Conste que no ha sido el relax por el alejamiento de los perros (admito que les he echado de menos al levantarme; no hay nada semejante a los buenos días que propinan éste tipo de acompañantes), sino por el triunfal regreso de dos de los seres a quienes más aprecio y sin los que parte de mi vida carecería de sentido.

The show must go on…

¡Y buenos días!

© Sonja (2006)

Printer

 

  • De buena mañana les he llamado desde el trabajo, un poquito por ver como había pasado la noche mi hermana después del viaje, y otro poquito por no apartarme de mi línea, es decir, por joder ja ja

Published in: on Martes, 22 agosto 2006 at 12:59 pm  Comments (6)  

6 comentariosDeja un comentario

  1. Venga, no te quejes que ya quisieran muchos una compañía como esos tres piraos muahahahaha

    Burra, al final te pones tierna y eso me desmonta la sarta barbaridades que quería decirte …

    Muacks!!

  2. Leyendo tu descripción de mi parece que estés hablando de una bestia jeje

  3. Como me hubiera gustado verte paseando a los perros jaja

  4. No sé si muchos querrían esa peluda compañía, y más que pasearles yo eran ellos quienes lo hacían ja ja

    Cuñado, tú eres una hermosa bestia que camina erguida. Tómalo como un cumplido :p

  5. Bien, lo vas arreglando por momentos. No sigas, por favor, o no cabré en mí mismo con tanto halago….

    Aunque no debería sorprenderme, cuando llevo casi toda mi vida escuchando que soy un bestia. Quizás sea cierto jejej

  6. ¿Lo ves como es cierto? :p


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s