Consigue Visitas y Comentarios sin esfuerzo

¿Un café?

Antes de ponerme a “trabajar” con Viskovitz, no quiero demorar más algo que dejé pendiente para hoy…

Como reza el nombre del lugar, “El Baúl de los Delirios”, ayer estuve delirando durante unos buenos y largos minutos con dos de sus entradas. Hilarantes por su contenido, y tan ciertas como la misma (y cruda) vida bloggera :p

Por favor, no os perdáis sus “recomendaciones”. En el poco tiempo que llevo con mi blog (¡hoy hago un mes! ¡UN MES! ja ja) ya he comprendido ciertas actitudes y modos que, valga el comentario, me han hecho pensar en más de una ocasión en lo mismo que Wise se ha “atrevido” a expresar con tan buen tino…

COMO HACER PARA QUE TU BLOG SEA EL MAS VISITADO

AUMENTAR EL NUMERO DE COMENTARIOS EN TU BLOG

¡Ah, el afán de ser venerados, comprendidos, consolados… incluso, vilipendiados!. Y todo por lograr ser el centro de atención a través de la empatía o el agravio…

Todavía no he paseado por el resto de sus entradas, aunque siento que puedo echarme mis buenas carcajadas tan sólo con ver algunos de los títulos.

No sé si existe cierto “código bloggero” y con la suscripción te dan unas normas (las mías debieron perderse en el camino, o tal vez fue aquello que utilicé para recoger las deposiciones de mi perrito cuando salimos de paseo), lo que si sé es que yo no me rijo por leyes, así que mientras no me digan que necesito un mínimo de entradas o visitas, escribiré cuando quiera y no me preocuparé de quién venga, porque si llegara ese día, éste blog desaparecería del insondable abismo internauta. Para normas, las mías, es decir, Anarquía.

Y si, por aquellas casualidades del destino, que a veces nos sorprende con nuestra propia estupidez, consintiera en trastornarme y emprender una carrera hacia la “BlogFama”, os ruego (muy encarecidamente y puño en alto) me acoseis, azoteis y hasta amputeis alguno de mis dedos para impedir que continúe tecleando…

(Tampoco lo toméis muy al pié de la letra. Mis dedos son muy valiosos, sobre todos para algunos…)

Sí, éstas son algunas de aquellas pequeñas cosas que, aunque aparentemente insignificantes, te hacen sonreír. Y una sonrisa es vida; y lo demás son úlceras y pruritos…

Uhmm… ¿Otro Café? :p

© Sonja (2006)

Printer

 

  • ¿Nos hacemos 40 comentarios? :p:p:p
Published in: on Jueves, 14 septiembre 2006 at 11:00 pm  Comments (38)  

Lecturas veraniegas (y atrasadas)

Eres una bestia, Viskovitz

– ¿Cómo era papá? – le pregunté a mi madre.
– Crujiente, un poco salado, rico en fibra.
– Quiero decir antes de comértelo.
– Era un mequetrefe inseguro, angustiado, neurótico, un poco como todos vosotros, los machitos, Visko.

(más…)

Published in: on Jueves, 14 septiembre 2006 at 2:32 pm  Comments (9)