Los mundos de Visko (y 18)

Te has creado una fea reputación, Viskovitz

La fragilidad humana se pone de manifiesto en toda su desbaratada inmensidad ante uno de los animales más pequeños que nuestros ojos pueden observar: la Hormiga. Su organización social, muy similar a la nuestra, es sensiblemente superior, tanto en sus muestras civilizadas de comportamiento como en su resistencia ante cualquier eventualidad…

«Comparemos la fuerza de una hormiga con la del ser humano y en proporción al tamaño observaremos que la fortaleza de aquélla nos excede por mucho. Pero aún hay más, si lanzamos ese insecto himenóptero desde una distancia cien veces o mil veces su estatura la misma seguirá caminando como si nada hubiese ocurrido. No obstante, si hacemos lo mismo con el ser humano éste fallecería inmediatamente. Pero no sólo eso, sino que éste con un solo tropezón podría acabar con sus días. La conclusión es obvia: el ser humano es más frágil que la hormiga.»

Dr. Gutiérrez Laboy

(más…)

Published in: on Domingo, 13 mayo 2007 at 11:27 am  Comments (19)