La insoportable mezquindad del ser (y 1)

 

~ Destapando a un fatuo,
o pequeños apuntes para el Diario de un Mequetrefe ~

 

Vayamos por partes…

 

‘Unos mean en caldera y no suenan
y otros en lana y atruenan.’

Printer

Pero vayamos por partes, como dijo un célebre Destripador

 

Primera estocada de flanconada: ~ Ataque ~

 

Porque continúo sorprendiéndome, a pesar del transcurrir del tiempo, de la estupidez humana y de cómo un engreído puede caer tan fácilmente en el embrujo de palabras endulzadas premeditadamente…

Y cree tenerte, cuando has intuido su enredo cómodamente. Y se relame, en su oscuridad mal formada, imaginando te domina, cuando no es más que una triste marioneta soldada a un tétrico y resquebrajado espejo.

 

‘La vanidad es un mendigo
que pide con tanta instancia como la necesidad,
pero mucho más insaciable.’

 

Son tan previsibles…

 

 

Printer

La paranoia es un término psiquiátrico que describe un estado de salud mental caracterizado por la presencia de delirios autorreferentes. Más específicamente, puede referirse a un tipo de sensaciones acuciantes, como la de estar siendo perseguido por fuerzas incontrolables (manía persecutoria), o ser el elegido para una alta misión (delirio de grandeza o grandiosidad).

La paranoia se manifiesta igualmente en los delirios por celos, en el delirio erotomaníaco, el delirio somático, etc. Es un trastorno de tipo crónico, con mayor o menor virulencia ocasional, que se presenta mayormente en individuos de personalidad orgullosa, ególatra y desconfiada.

El psiquiatra español Enrique González Duro, en su libro La paranoia (1991), afirma que los factores desencadenantes de esta enfermedad se encuentran muy activos en individuos que presentan un acusado Narcisismo y que se han visto expuestos a serias frustraciones, hallándose consecuentemente dotados de una baja autoestima. Esto provoca que se dispare en los mismos el mecanismo natural de proyección, en virtud del cual tendemos a atribuir a otros aquellos impulsos, fantasías, frustraciones y tensiones que nos resultan inexplicables, inaceptables e insoportables en nosotros mismos. “El pensamiento paranoide —sigue González Duro— es rígido e incorregible: no tiene en cuenta las razones contrarias, sólo recoge datos o signos que le confirmen el prejuicio, para convertirlo en convicción.”

Printer

 

Y nunca, nunca aprenden el tan arcaico oficio de jamás desafiar el insobornable código de una bárbara excéntrica.

 

(Continuará…)

 

 

  • Al Norte de Asgard se encuentra Helheim, la morada de los muertos, allí donde se retuercen los espíritus enfermos.

 

Published in: on Lunes, 11 junio 2007 at 12:19 am  Comments (27)  

27 comentariosDeja un comentario

  1. ¿Y ya arrancas con flanconada?, pues aún es una suerte. No quiero imaginar lo que sería si te lanzaras en la garatusa….
    Créeme, yo nunca te desafiaría (aunque casi te doble el tamaño). Estás demasiado loca :D

    Aunque no te lo haya parecido eso ha sido un piropo.

  2. Los movimientos de la Garatusa todavía no los domino; empiezo con Violento y no lo abandono ni en la expulsión… tengo que practicarlo más :p

    Uhmm, serías perfecto para mis practicas; como eres tan enorme seguro que no fallo ja ja ja

    Nota: A mi no me ha sonado a piropo, pero si tú lo dices…

  3. menos mal que no iba dirijido a mí eso sino hubiera metido el rabo entre las patas y habría corrido aullando a mi guarida.

    eso o habría tenido que desviar tu ataque y descargar con furia todo el peso de mi hacha :P

    además de que me encanta desafiar los insobornables códigos de las bárbaras excéntricas que se cruzan en mi camino ;)

    sevemos

  4. ¡Ah! ¿Te atreves a retarme, Poio? :p

  5. ¿Has olvidado mi habilidad?, por no hablar de mi fuerza.
    Practica con un saco, o sigue como hasta ahora que no te va tan mal :D

  6. Me gusta esta frase que citas:

    “La vanidad es un mendigo que pide con tanta instancia como la necesidad, pero mucho más insaciable.’

    Hay gente que es tan pobre, que lo único que tiene es Vanidad

    La vanidad conduce a lo inalcanzable….
    La necesidad doblega a las rodillas más firmes….

  7. acaso no lo hice ya???

  8. Levi: Muchachito, no subestimes la rapidez de una bárbara…

    Walter: Yo creo que la necesidad espabila las mentes; y la vanidad las destruye.

    Poio: Oh, si, pero lo has vuelto a hacer ;-)

  9. hay forma que la vanidad y las mentes despiertas vayan de la mano???

    muchas gracias por el obsequio… te debo uno, guerrera.

    sevemos

  10. Hace tiempo que nos conocemos pero enseguida aprendí que contigo era mejor ser sincero y no andarse con rodeos. No se si fue ese gesto incrédulo que haces al alzar la ceja o esa mirada de “¿con quién te crees que estás hablando?”, pero después de pensarlo unos dos segundos decidí que me quedaba con tu alegre sonrisa y tu amistad a prueba de torpes como yo.

    Quería y quiero quedarme con más, pero nunca me dejas :))

  11. No la subestimo, es sólo una cuestión de volúmen y potencia. Aunque rápida si lo eres, y aún no he olvidado aquella patada que me diste :D

  12. Ole ahí!!

    Y lo de Green Day ya es la guinda! Yo es que lo siento, pero me tengo que reir xDDDDDDDDDDDDDDDDD

  13. Angel: No eres tan torpe. He conocido a algunos mucho peores que tú :p. Besos ;-)

    Levi: Avísame cuando lo olvides y te obsequiaré con otro movimiento veloz de mi delicado piececito :p

    Niña: Ríe, ríe; es el mejor remedio para eliminar tensiones ;-)

  14. No Poio, no pueden ir de la mano porque, aunque así fuera en un inicio, tarde o temprano terminan por separar sus caminos. Sería pedirle demasiado a la vanidad.

    En cuanto al regalo, era yo quién te debía uno ¿recuerdas? ;-)

  15. Claro, y si quieres me coloco en una buena postura para que no te limites a golpearme por debajo de la rodilla….

  16. No quiero que me facilites el trabajo; puedo llegar yo solita y por mis propios medios allí donde más te duela ja ja ja

  17. ¿lo has escrito al azar o es una dedicatoria para alguien que tiró mucho de la cuerda?; lo pregunto pero la balanza se está inclinando hacia lo segundo, y leo los comentarios y ya empiezo a estar seguro jajaj

  18. Imagino a qué lugar te refieres, peo ten cuidado moza, a ver si te haces daño :D

  19. Pocas cosas escribo al azar, porque incluso lo casual suele ocultar algún cometido…

    Por ejemplo, aunque mi coceo a Levi tenga todos los visos de ser casual (todavía no conozco el momento en que se producirá) procuraré que coincida mientras mis pies vistan esas bonitas botas de puntera metálica que tanto me gustan :p

  20. ¬¬

    Oye wapa, no pretenderás convertírme al toro en un eunuco?? xDDDDDDDDDDD

  21. Qué bonito ejemplo, Sonja, pero no me das miedo :D

  22. ¿Te gustó? ja ja ja

  23. Mucho. Estoy deseando sentir ese contacto para ver si tus botas lo resisten :D

  24. ¿Eso significa que ya lo has olvidado? ;-)

  25. ¿Olvidado? ¿el qué?…..

  26. Ja ja ja

    Levi, lo mencionaste tú mismo un poco más arriba :p

  27. Si, ahora me doy cuenta, pero ayer ni sabía de lo que hablabas…. Y no, no la he olvidado todavía :D


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s